Lourdes, plural del mundo

Al pie de las montañas más altas y apoyada en los primeros piedemontes pirenaicos, la ciudad de Lourdes recibe cada año a más de 6 millones de visitantes procedentes de todo el mundo. Importante lugar de espiritualidad en el mundo, obtiene su fuerza de la relación física que mantiene con sus visitantes.

 


En la ciudad mariana, la espiritualidad se manifiesta en la fuerza y la belleza del lugar, las marcas del pasado y el recogimiento de los santuarios. Desde las apariciones de la Virgen María a Bernadette Soubirous en 1858, la ciudad pirenaica se ha ido llenando de paz y fraternidad al ritmo de sus visitantes a orillas del Gave.


Varios lugares imprescindibles de Lourdes
Los Santuarios de Nuestra Señora de Lourdes ocupan una superficie de 52 hectáreas y en su interior se encuentran 22 lugares de culto. Algunos de estos lugares de reunión son de visita obligada, para que no se pierda nada en su visita a los Santuarios.
Desde la célebre Gruta de Massabielle hasta la iglesia Sainte Bernadette, pasando por la basílica Notre Dame du Rosaire, salga a descubrir los Santuarios y su historia.


Véase también:
el castillo de Lourdes: fortaleza milenaria jamás conquistada, declarada monumento histórico y museo de Francia. Este lugar ofrece una vista excepcional de la ciudad, los Santuarios y los Pirineos. Sus muros alojan también un jardín botánico al pie del torreón del siglo XIV y el Museo Pyrénéen.
El Pic du Jer: la vista más bonita de los Pirineos desde Lourdes, el Pic du Jer domina la ciudad y se puede reconocer por su gran cruz, que ilumina la noche. Se accede con un funicular centenario que nos lleva hasta la cima, a 1.000 m de altitud, en solo unos minutos. En la cima se encuentra una senda de paseo que conduce hasta el observatorio, un mirador que ofrece una vista de 360° de Lourdes, Tarbes, Pau, el valle de Argelès Gazos y las cimas pirenaicas.

Lourdes se encuentra a 16 km de Lestelle-Bétharram, a 25 km de Nay.
www.lourdes-infotourisme.com